fbpx

¿Quieres evitar problemas con Hacienda a la hora de declarar esa propiedad que tienes en alquiler? 

¿Sabes todos los gastos que puedes deducirte en 2024? ¿Y todos los ingresos que tienes que declarar?

En el artículo de hoy te explicamos paso a paso cómo hacerlo para ahorrarte dolores de cabeza con Hacienda esta campaña de la renta.

Cómo se declara el alquiler de un piso o vivienda en la declaración de la renta

Antes de nada tienes que tener claro que Hacienda debe estar al tanto de todos los ingresos económicos que recibas.

Ahí entra la propiedad (o propiedades) que tengas en alquiler, y por la que mensualmente recibes un dinero.

Eso sí, no todo son impuestos: hay varios gastos que puedes deducirte.

A la hora de hacer tu declaración de la renta e incluir tu vivienda en alquiler tienes que cumplir cuatro pasos claves para cumplir con la ley  sin pagar (tampoco) más de lo necesario: 

Identificar el tipo de propiedad que estás alquilando

Primero de todo, debes identificar en tu declaración de la renta el tipo de propiedad que estás alquilando.

Esto incluye: 

  • La dirección completa.
  • El tipo de propiedad (piso, casa, local comercial…).
  • Y el uso que se le da (si es un alquiler temporal, por trabajo, para estudiantes o vacacional).

Declarar todos los ingresos 

Tendrás que declarar todos los ingresos que has recibido por el alquiler durante el año fiscal.

Pero no solo la mensualidad que te paga tu inquilino, sino cualquier ingreso relacionado con el alquiler.

Es decir, si recibes dinero por servicios adicionales como parking o lavandería, por ejemplo, deberás incluirlo.

En este caso, te recomendamos contar con un asesor fiscal que te ayude a declarar correctamente estos ingresos.

Deducir los gastos que son permitidos

Esta es la parte en la que podrás reducir la cantidad de impuestos que vas a pagar a Hacienda en la declaración de la renta.

Aquí deberás incluir cualquier gasto relacionado con la propiedad que tienes en alquiler. Estos son algunos de los que puedes desgravarte:

– Hipoteca o gastos relacionados 

Si tienes una hipoteca sobre la propiedad que estás alquilando, los intereses que pagas por ella son deducibles.

– Gastos de reparaciones de la vivienda

Todos aquellos gastos que hayas tenido en el año fiscal para mantener la propiedad en buen estado son deducibles también.

Por ejemplo: reparaciones de fontanería, reformas, arreglos de electricidad, pintura, limpieza, poda de árboles…

Eso sí, para respaldar que esos gastos corresponden a esa propiedad es necesario que guardes siempre los recibos y las facturas.

– Gastos de la comunidad de vecinos

Hace referencia a los pagos que haces como propietario de una vivienda que se encuentra en una comunidad de vecinos o edificio.

Es decir, los gastos que conlleva el mantenimiento de zonas comunes como ascensores, piscinas, limpieza, seguridad, jardines…

Conserva siempre todos los recibos, extractos bancarios u otros documentos que respalden estos pagos.

– Gastos de carácter jurídico 

Aunque no lo creas, si has tenido alguna disputa legal con inquilinos, por ejemplo, y esta ha requerido el pago a abogados o asesores legales, puedes deducirlo.

No olvides que los gastos de gestión inmobiliaria o administrativos, en caso de que los hubiera, también son desgravables. 

Valoración Gratuita de Inmuebles

– Gastos de los suministros

Luz, agua, gas, calefacción, internet….

Son todos esos pagos que haces para mantener la vivienda en condiciones de habitabilidad. 

Eso sí, ten en cuenta que si estas facturas o recibos los paga el inquilino no podrás deducirlos. Solo si esos gastos corren a tu cuenta. 

– Pago de impuestos 

Los impuestos o tasas municipales que pagas sobre la propiedad, como por ejemplo el IBI, también son deducibles.

– Otros gastos

Además de todos los gastos deducibles mencionados, también puedes desgravarte el pago de seguro de la propiedad o responsabilidad civil.

E incluso si compras una lavadora o muebles (como un sofá, por ejemplo) para que sean sustituidos puedes desgravarte un 10% del valor.

Aunque el pago lo hayas realizado a plazos, también podrás incluirlo.

Si el tema de las deducciones se te atraganta un poco, te recomiendo consultar con profesionales para saber qué tipo de deducciones puedes aplicar.

Aplicar las reducciones

Además de los gastos del alquiler deducibles, puedes aplicar una reducción del 60% sobre el rendimiento neto obtenido.

Eso sí, siempre que la propiedad se haya alquilado como residencia habitual. 

Factores a tener en cuenta para declarar el alquiler de la vivienda que no es habitual

Si dispones de una vivienda con un alquiler temporal, debes tener en cuenta que, en este caso, no cubre una necesidad permanente de vivienda, y aunque lo declares, no podrás aprovechar la reducción del 60% que se aplica a los alquileres de vivienda habitual.

Para declararla correctamente, deberás tener en cuenta:

  • Periodo en que la vivienda está alquilada: Cuando alquilas una vivienda solo por periodos, necesitas declarar solo los gastos asociados durante el tiempo que se alquila la vivienda.

Es decir, que los gastos de la comunidad, mantenimiento, etc., solo se aplican mientras la vivienda esté ocupada, no sobre el gasto anual.

  • Periodo en que la vivienda no está alquilada: Tendrás periodos en los que la vivienda estará vacía. En este caso, Hacienda asigna una “renta imputada”, que considera como que la vivienda estuviera  teniendo ingresos ficticios, sobre los cuales debes pagar impuestos.

Y, aunque no se tenga la cantidad exacta para pagar el impuesto, se toman factores como el valor total del inmueble.

¿Es recomendable ocultar que estamos alquilando una vivienda?

Aunque en un primer momento creas que puedes sortear a Hacienda a la hora de declarar estos ingresos, porque lo cobres en efectivo o no tengas contrato, este organismo tiene mecanismos suficientes para detectar estas infracciones.

Las multas por no cumplir con la normativa son mucho más severas que los impuestos que tienes que pagar por ello.

Si Hacienda detecta que no has declarado los ingresos por alquiler, te abrirá un expediente sancionador y las multas oscilan entre el 50 y el 150% de la cantidad defraudada.

Además de no poder optar a la deducción del 60%.

¿Cómo sabe Hacienda si no declaras tu vivienda alquilada?

Antes de barajar la opción de no declarar los ingresos de tu propiedad en alquiler, piensa que Hacienda está al tanto de todo.

Y que tiene acceso a muchas bases de datos.

De ahí que disponga de varios mecanismos a través de los cuales pueda detectar que no has declarado tu vivienda en alquiler:

  • Pueden cruzar datos con las empresas de suministros de agua y luz.
  • La declaración de la renta de tus inquilinos y la tuya puede generar discrepancias en Hacienda si ellos lo declaran y tú no.
  • También cruza datos con plataformas de alquiler como Airbnb o Booking, para identificar propiedades que se alquilan sin declarar.
  • Tienen acceso a los padrones municipales y registros de la propiedad y catastro. 

Hoy día, evadir impuestos con Hacienda no es tarea fácil, por lo que te recomendamos declarar todos tus ingresos y gastos.

Es decir, que si vives del alquiler o si alquilas tu vivienda estás obligado a declararlo.

Si te parece que poner un piso en alquiler es engorroso y no quieres hacer frente a lo que te supondría antes, durante y después de alquilarlo, tenemos la solución perfecta para ti...

Valora tu vivienda online de manera gratuita

Tasamos tu vivienda sin ningún tipo de coste y sin comprometerte a nada.