fbpx

Poner en alquiler una vivienda suele causar incertidumbre a los propietarios bien sea por desconocimiento del sector, por no fiarse de que una persona ajena entre en tu casa o por otras cuestiones varias.

Por eso, hemos creado esta guía con el objetivo de ayudarte a que el proceso de selección te sea mucho más sencillo y conozcas todas las cosas a tener en cuenta al alquilar un piso.

¿Qué saber antes de alquilar un piso?

Normativa legal vigente

Ésta es la primera cuestión que suelen lanzar nuestros clientes a nuestros property managers al iniciar el proceso de alquiler de su vivienda:

Necesitamos saber todas las cosas a tener en cuenta para alquilar un piso, pero no tenemos conocimientos sobre la documentación legal que hay que preparar, ni donde hay que presentarla

Efectivamente, el primer paso es redactar el contrato bajo la ley de arrendamientos urbanos.

Si no tienes conocimientos sobre el sector nosotros podemos gestionarte toda la burocracia para que afrontes la situación de manera tranquila y con la confianza de estar respaldado por un equipo de profesionales.

Haz inventario del continente y el contenido

Es imprescindible que antes de que entren los inquilinos hagamos una relación del estado del inmueble. Incluso deberíamos añadir fotografías impresas y adjuntarlas como anexo al final del contrato.

Hay que tener en cuenta al alquilar un piso que una vez entran no sabemos qué va a ocurrir dentro, por ello, siempre debemos «cubrirnos las espaldas».

Si te parece que poner un piso en alquiler es engorroso y no quieres hacer frente a lo que te supondría antes, durante y después de alquilarlo, tenemos la solución perfecta para ti...

Responsabilidad sobre el bien inmueble

Este apartado es algo más laxo, ya que no es legal que el arrendador obligue al arrendatario a que contrate un seguro del hogar de responsabilidad civil, pero nosotros recomendamos que una de las dos partes cuente con uno.

Desde Delagua cubrimos hasta 3.000€ en posibles incidencias y nos encargamos de toda la gestión, buscando soluciones eficaces en base a las necesidades de nuestros clientes.

Consejos para alquilar tu piso al inquilino perfecto

Analiza su solvencia económica

Antes de comenzar la relación arrendador – arrendatario es preciso asegurarse de que el inquilino va a poder hacer frente al pago de la cuota mensual. Por ello, ha de justificar sus ingresos presentando una copia de la nómina o del contrato de trabajo.

De la misma manera, debemos asegurarnos, que, aunque cuente con ingresos estables puede que un mes falle por motivos ajenos, por ello, hay que exigir la entrega de una fianza por adelantado. La cuota de la mensualidad la establecerá el propietario, pero la praxis habitual oscila entre uno o dos meses de fianza.

Tras años de experiencia en el sector, sabemos que hay cosas a tener en cuenta al alquilar un piso y una de ellas es que estos procesos son tediosos y se suelen dilatar en el tiempo. Para acelerar el proceso y que todo salga a la perfección, nosotros ofrecemos el servicio Inquilinos Perfectos.

Gracias a un sistema de filtros de solvencia creados por nuestro equipo de expertos y entrevistas personalizadas, seleccionamos al inquilino más adecuado para cada tipo de propiedad y de propietarios.

Posibilidad de ser avalado

Además de la documentación citada en el apartado anterior, otra de las cosas a tener en cuenta para alquilar un piso es que puedes exigir una garantía extra en forma de aval para cubrir al inquilino en caso de impago.

Si se trata de un aval bancario, será la entidad bancaria del alquilado la que corra con los gastos ocasionados. Sin embargo, si ha presentado un aval personal, otra persona será la encargada de responder en caso de que tu arrendatario sea insolvente.

Sin embargo, son muchas las personas que no cuentan con la posibilidad de obtener un aval, y para ambos casos Delagua Inmuebles cuenta con la Garantía de pago en el caso que el arrendatario no cumpla con el contrato contractual.

Todos nuestros clientes están respaldados tanto económica como judicialmente, si fuera preciso.

Conócelo en persona

Tengamos en cuenta que vamos a dejar nuestra vivienda en manos de una persona desconocida por lo que es esencial conocerla un paso más allá que el de la cumplimentación de un formulario.

Y eso lo conseguimos gracias a las entrevistas personalizadas que llevan a cabo nuestros administradores de la propiedad con los candidatos, donde ahondamos con mayor profundidad y captamos cada uno de los detalles que podrían hacerles conectar con nuestros clientes propietarios.

Pide referencias de antiguos arrendadores

Esta práctica no suele ser muy común en España, pero si tenemos la posibilidad de obtener feedback de los antiguos arrendatarios para conocer más información sería ideal.

Esto puede realizarse a través de cartas de recomendación, llamada de teléfono o videoconferencias, pero el inquilino tiene que facilitarnos dicha información de contacto y su consentimiento previo.

¿Quieres evitar problemas con el alquiler de tu piso y conseguir inquilinos de calidad?

¿Qué hay que hacer para gestionar el alquiler sin morir en el intento?

Depositar la fianza en el organismo vigente

Según la Comunidad Autónoma en la que esté ubicada la vivienda, el gobierno establece, según su normativa, la obligatoriedad o no, de entregar la fianza en uno de sus organismos específicos.

En el caso de que tenga que realizarse, nosotros nos encargamos de realizar esta gestión, sin coste extra dentro de nuestro servicio.

Confiar en profesionales que gestionen la transacción

A lo largo de los años, nos hemos encontramos con personas que ansían alquilar su vivienda de manera abrupta, pero no debemos dejarnos llevar por impulsos e introducir directamente en Google “poner piso en alquiler” y lanzarnos al desconocimiento.

Hay que confiar en profesionales del sector que se encarguen de todas las gestiones, véase realizar las fotografías de la vivienda, buscar inquilinos, filtrarlos, gestiones administrativas, entrega de llaves, mantenimiento y posibles incidencias …

No te quedes con el primer inquilino que esté interesado

La primera impresión es la que suele contar, pero debemos realizar la toma de decisión de manera pausada y metódica.

Buscar el perfil que mejor se adapte a nuestro estilo de hogar no es tarea sencilla por eso prepara una lista de requisitos y házsela llegar a tu gestor inmobiliario para que la tarea del filtrado de candidatos sea lo más ágil y sencillo posible, y siempre se adapte al perfil que estás buscando.

¿Quieres evitar problemas con el alquiler de tu piso y conseguir inquilinos de calidad?