fbpx

Muchos de nuestros clientes suelen preguntarnos cuál es la mejor época del año para alquilar piso en Madrid con el objetivo de poder sacarle la mayor rentabilidad al inmueble.

Ante esto, no hay una respuesta concreta, ya que a la hora de tomar esa decisión van a entrar en juego diversos factores que dependerán del estudio de manera concreta de cada caso en particular.

Lo que sí se puede determinar es que, según la tipología de vivienda, la ubicación y el uso que vaya a dársele hay meses que son más óptimos y rentables que otros.

El objetivo final es realizar una operación flexible con tiempo de margen para no tomar decisiones precipitadas y así poder encontrar un arrendatario con nuestro perfil ideal en el menor tiempo posible.

Al impactar en la mejor temporada, se consigue ingresar la renta de la manera más rápida y lograr optimizar el tiempo invertido durante todos los procesos intrínsecos del alquiler, como son la publicación del anuncio, la búsqueda de inquilinos, las visitas, y todas las cuestiones burocráticas.

Mejor época para alquiler piso en Madrid ¿invierno o verano?

Tanto Madrid como Barcelona son dos de las ciudades con mayor número de inmuebles en alquiler y que mayor rotación presentan en cuanto a movilidad de los ciudadanos.

Los barrios más céntricos como Tribunal, Malasaña o Argüelles en Madrid, y Gracia, Les Corts o Sants en Barcelona, son los favoritos de las personas entre 20 y 40 años.

Si cambiamos el target a personas mayores de cuarenta suelen buscar vivienda de alquiler por las zonas de Salamanca o Moncloa, y Sarriá o Eixample en la ciudad condal.

En ambos casos, el cambio de vivienda en invierno es mucho menor y mucho más elevado en septiembre, bien por motivos laborales, porque es una estación más dura para realizar mudanzas u otros motivos.

A lo largo del artículo, vamos a proceder a un desglose según la finalidad que vaya a tener la estancia y según el tipo de inquilino para ayudarte en la búsqueda de la mejor época para alquilar tu piso en Madrid.

Si te parece que poner un piso en alquiler es engorroso y no quieres hacer frente a lo que te supondría antes, durante y después de alquilarlo, tenemos la solución perfecta para ti...

Pisos de larga estancia

El perfil de inquilino para este tipo de alquileres es variado, pero nos centraremos en los dos perfiles mayoritarios, las familias con hijos y las personas que se han independizado.

Familias con hijos

Sin embargo, te estarás preguntando ¿cuándo es la mejor época para alquilar piso en Madrid si tienes hijos?

Habitualmente, cuando una familia decide trasladarse para una larga temporada a otra vivienda suele efectuar búsquedas exhaustivas con tiempo de antelación.

Uno de los factores que más prevalecen a la hora de tomar esa decisión, es el colegio o guardería de los niños.

Debido a ello, la búsqueda de pisos con este perfil suele comenzar en los meses de abril y mayo que es cuando se abren los plazos de inscripción en los centros escolares. Y aunque parezca que es pronto de cara a septiembre, no lo es, ya que el colegio actual no acabará hasta junio y después llegan las vacaciones, el momento perfecto para realizar la mudanza antes del inicio del colegio.

Del mismo modo, los meses de julio y agosto no son los mejores para poner tu inmueble en alquiler, ya que hay muchas personas que se encuentran lejos de su ciudad de residencia y será mucho más dificultoso efectuar las entrevistas y visitas.

Por lo tanto, si el perfil de arrendatario que buscas es para una larga estancia y con perfil familiar, abril y mayo son los mejores meses para hacerlo.

Debido a los cargos familiares y laborales que suelen tener estas familias, siempre es aconsejable que acudan a una empresa especializada en la gestión de pisos en Madrid para que realice todas las acciones pertinentes relacionadas con la búsqueda, traslado y demás gestiones que vayan surgiendo durante el proceso.


mejor epoca alquiler madrid familias

Personas independizadas

Dentro de este perfil se encuentran las personas entre 30 y 40 años, tanto si están solteras como en pareja.

Dada la delicada situación en cuanto a salarios y empleos, cada vez se tardan más años en poder permitirse una vivienda en alquiler propia por lo que una vez finalizados los estudios o se comienza a trabajar es habitual seguir teniendo que compartir piso con otras personas.

Sin embargo, hay un porcentaje de la población que aunando esfuerzos consiguen hacerse con un alquiler de vivienda independiente.

En el caso de personas solteras, suelen ser estudios en torno a 40 m² (dependerá de la ubicación, cuanto más céntrico, la renta será más alta y contará con menos metros cuadrados habitables) con una habitación o tipo loft.

Respecto al tema que nos atañe, aquí no hay una época más o menos fuerte para el alquiler de este perfil, ya que los trabajos fluctúan. Aunque hay muchas empresas que suelen dar un empujón a sus plantillas en septiembre, por lo que los meses de verano son una buena opción para este tipo de alquileres.

Pisos para estudiantes

El mes de junio es en el que los universitarios finalizan el curso lectivo, por ende, dejan los pisos donde han estado residiendo porque no van a pagar la renta de los meses de verano si no residen en esa ciudad. Por eso la rotación es tan alta en este perfil de inquilino, ya que constantemente unos se marchan y otros vuelven.

El mes de septiembre es el más fuerte para que los universitarios vuelvan a las clases y, por lo tanto, a sus nuevas residencias.

Por estas dos razones, los mejores meses para poner tu piso en alquiler si buscas estudiantes son los meses de julio y agosto.

Hay que tener en cuenta que hay otro tipo de estudiantes que van a realizar máster o cursos especializados de duración de menos de un año. Estos suelen dar comienzo en septiembre o en enero, por lo tanto, coincidiría con el alquiler de los meses de verano, pero se le sumaría el de noviembre y diciembre.

Ésta es una época con mucha menos oferta en el alquiler de inmuebles, por lo que como propietario se tiene un mayor número de posibilidades de arrendarlo a un precio mayor.

En cuanto al tipo de vivienda preferida por los estudiantes podemos afirmar que suelen buscar pisos con varias habitaciones para poder compartir el máximo número de gastos posibles.

Al tratarse de un perfil que no suele recibir ingresos suficientes para hacer frente a un pago íntegro de la renta, es una buena opción para los propietarios con pisos grandes en zonas universitarias o céntricas.

Pisos vacacionales

Si tienes un inmueble en zonas turísticas y quieres sacarle un gran rendimiento económico estás de enhorabuena.

¿Cuáles son los mejores meses?

Turismo de nieve

Para el turismo nieve, sin duda los meses fuertes son desde noviembre hasta marzo, aunque con el cambio climático cada vez están viendo disminuidos los visitantes a las pistas de esquí.

Además, se trata de un tipo de inquilino de nivel adquisitivo medio-alto para estancias de semana o quince días que buscan un alojamiento confortable y accesible.

Turismo de montaña

Si cuentas con una vivienda en zona de montaña, como puede ser la Sierra de Segura, Aragón o Castilla y León, por ejemplo, la primavera y el otoño son las épocas favoritas para los montañeros porque aún no hace ni frío ni calor extremo y los paseos son más agradables.

Los asiduos al trekking de aventura suelen buscar alquileres vacaciones de dos o tres días y suelen aprovechar los puentes y festivos.

Turismo de costa

Y, por último, y el más fuerte, encontramos el turismo de verano en las zonas de costa. Ibiza, Valencia, Galicia, Asturias, País Vasco o Andalucía son los principales destinos tanto para visitantes extranjeros como para turistas nacionales.

En este caso, las estancias suelen ser mucho más largas y rondan los quince días como mínimo llegando a alcance el mes de duración. Esto representa una gran oportunidad para los arrendatarios sacando un gran margen de beneficios de sus propiedades.

Los meses de mayor afluencia son julio y agosto, pero cada vez más son los adeptos a tomarse el break vacacional en septiembre porque hay una menor masificación, las temperaturas son más bajas y los precios son más asequibles.

Debido a la gran demanda de alquileres para estancias en verano, es aconsejable poner en alquiler la vivienda a comienzos de año, no obstante será tras Semana Santa cuando empiecen a entrar las reservas más fuertes, es decir, en abril.

Aunque hemos analizado una a una las que se consideran la mejor época para alquilar piso Madrid todos estos factores pueden variar de una temporada a otra, por lo que siempre recomendamos ponerse en manos de especialistas del sector inmobiliario para que nos brinden asesoramiento profesional durante todo el proceso evitando sufrir riesgos.

¿Quieres evitar problemas con el alquiler de tu piso y conseguir inquilinos de calidad?