fbpx

Muchas veces se plantea la duda de qué modalidad de alquiler de vivienda es mejor, amueblado o sin amueblar.
En este artículo trataremos de ver las ventajas de alquilar tu piso amueblado o sin amueblar para tener más elementos de juicio a la hora de tomar la decisión.

Trataremos la cuestión desde la óptica del propietario.

Ventajas de alquilar tu piso amueblado

Rapidez de cierre de la operación. Lo normal es que la persona que busque una vivienda amueblada tenga la necesidad de instalarse de manera inmediata. Esto puede hacer que la toma de decisiones y firma del contrato de arrendamiento se produzca de manera rápida.

Posibilidad alquilarlo por habitaciones. Si nuestra necesidad de recibir ingresos es apremiante, con un piso amueblado existe la posibilidad de alquilarlo por habitaciones sueltas. El hecho de que tenga los muebles y accesorios necesarios para vivir inmediatamente o hacen idóneo para esta modalidad. Además, alquilando la vivienda por habitaciones, reducimos los riesgos de un impago de la totalidad de la renta ya que tendremos varios pagadores. (¿Cómo alquilar un piso para estudiantes en Madrid?)

Mayor rentabilidad. Lo normal es que el alquiler sea un 5 ó 10% más alto ya que el inquilino se ahorra una importantísima cantidad de dinero en muebles, decoración y menaje. Evidentemente hay otros factores que influyen en el precio del alquiler: ubicación, estado de conservación, que sea interior o exterior, etc…

Posibilidad de contratos más cortos. Actualmente muchos propietarios creen excesiva la duración de los contratos de arrendamiento según la LAU y prefieren un contrato de temporada. Con una vivienda amueblada es posible que accedamos a inquilinos que deseen una estancia corta. Estos inquilinos no podrían alquilar una vivienda sin amueblar. No harán una gran inversión en muebles para estar un periodo de tiempo.

Ventajas de alquilar tu piso sin amueblar

Menos incidencias. Lo lógico, cuando alquilamos un piso amueblado, es que nos hagamos cargo de las reparaciones de los elementos que incluimos en el alquiler: muebles, electrodomésticos, etc… Este problema no lo tenemos en las viviendas sin amueblar.

Mayor estabilidad del inquilino. Lo normal es que un inquilino de un piso sin amueblar esté un periodo de tiempo mayor. A mayor gasto en mudanza e instalación en el nuevo hogar, mayor duración de la estancia.

Menor necesidad de garantías adicionales. Cuando el contenido del piso tiene menos valor, no será necesario pedir muchas garantías adicionales a la fianza. Esto puede ayudar alquilar más rápidamente la vivienda ya que el desembolso del potencial inquilino será menor.

Si bien la última modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos limita estas garantías adicionales, existen subterfugios para que sigan pidiéndose.

¿Quieres alquilar tu vivienda con garantía de pago y protección de destrozos?

Déjanos tus datos y te contactamos

Consigue inquilinos perfectos con garantía de pago

¿Quieres recibir nuestras noticias y consejos?
INSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN
close-image